Posteado por: Jorge Trinado | 25 diciembre, 2014

No recepción de la estación SAQ 17,2 kHz

No, no me he equivocado, esta es una crónica de una “no captación”, pues no lo considero un fracaso.  Como todos los años, en la mañana del día de nochebuena, hay una emisión especial del emisor SAQ de Grimeton, Suecia, considerado el más antiguo de su clase en activo de todo el mundo (funciona de 1920) y catalogado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Emite tan solo dos veces al año, una a finales de mayo / principios de junio, el día de Alexanderson, y en Nochebuena. Transmite un mensaje en código morse por la frecuencia de 17,2 kHz, no apta para muchos receptores.

Con motivo de esta ocasión desde la sede en Córdoba de la URE se organizó una salida a las afueras de Córdoba para intentar captar la señal, cosa nada fácil a pesar de la potencia del emisor (200 kW). Me propusieron participar y no lo dudé ni un momento.

Tocaba por tanto madrugar, pues la emisión comenzaba a las 7:40 UTC y para esa hora debíamos estar en el lugar elegido y con antenas y equipos a punto.

IMG_20141224_081459

El sitio era una zona llana y despejada en la zona de la Campiña, al sur de Córdoba, a más altitud que la ciudad, en la siguiente foto se ve al fondo la sierra de Córdoba, quedando la ciudad en el fondo del valle del Guadalquivir, que no se divisa debido a la neblina, un lugar aparentemente perfecto.

IMG_20141224_082941

La temperatura a esa hora era de tan solo 2°C y al ser una zona tan despejada corría una brisa ciertamente heladora. Con el amigo y gran diexista Juan Luis Vilches acordé que montaríamos su antena de aro de Wellbrook y nos llevariamos tres receptores, su AOR 7030 PLUS, mi AOR 7030 y, como frivolidad, el Degen 1103 abierto para recibir por debajo de 150 kHz.

IMG_20141224_083441

Por desgracia y a pesar de la ilusión, los preparativos, el madrugón y el frío, el resultado fue negativo, no se escuchaba nada. Curiosamente solo el Degen parecía mostrar un sonido pulsátil, pero tan leve y poco discernible que nos impide siquiera plantear con un mínimo de seriedad que se trataba de la emisión buscada; pero algo sí que parecía haber debajo del ruido.

¿Decepción? Pues para mí no, me quedo con la ilusión de los preparativos y con haber compartido una estupenda mañana junto a colegas amantes de la radio en sus distintas facetas.

Como bién comentó Juan (EA7DGD): “esto es la radio, si siempre funcionara sería otra cosa”.

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: